Orígenes de Santander

En tiempos prehistóricos la zona que hoy ocupa Santander estuvo habitada por cazadores y recolectores que vivían en cuevas y se alimentaban gracias a la riqueza de la fauna y la flora existente entorno a la bahía. Con el paso del tiempo se convirtieron en agricultores de tribus dispersas que no llegaron a formar un asentamiento permanente.

Tras el fin de las Guerras Cántabras en el siglo XIX a.C, los romanos constituyeron el primer asentamiento en el lugar donde hoy se encuentra la Catedral. Éste fue llamado “Portus Victoriae” y constaba de una acrópolis, fortificaciones y puerto.

Durante la época medieval surgieron las villas amuralladas y se formaron dos poblaciones, una era la Puebla Vieja situada en el cerro, y otra la Puebla Nueva al otro lado de la ría ocupada principalmente por los comerciantes. Tras varios conflictos ambas pueblas terminaron uniéndose y formaron una única villa.

En la Edad Media la región adquirió gran importancia ya que desde el puerto se exportaba la lana castellana y hacia mediados del siglo XVIII se convirtió en uno de los ejes coloniales más importantes. Este hecho motivó grandes cambios urbanos y dió lugar a que Fernando VI le concediera el título de ciudad en 1755.

En el período que comprende desde finales del siglo XVIII a principios del siglo XIX, Santander se especializó en actividades comerciales y surgieron entidades tan importantes como el Banco Santander en 1857 y la Unión Mercantil en 1861. Paralelamente también comenzó cierto desarrollo industrial con la creación de fábricas y locomotoras en 1873.

A partir del siglo XX Santander se consolidó como destino turístico siendo el sector terciario el que mueve la economía de la ciudad. Entre los años 1909 y 1911 se edificó el Palacio de La Magdalena para residencia de verano del rey Alfonso XIII. También se construyeron edificios tan emblemáticos como el Gran Casino (1913) y el Hotel Real (1917).

En 1941 un terrible incendio destruyó gran parte del casco antiguo de la ciudad y tras este suceso se emprendió su remodelación dando lugar a una moderna zona urbana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *