Visitar Amsterdam

Si tuviera que describir Amsterdam con un color sería el verde y lo sería por múltiples razones. Para empezar porque el verde siempre me ha inspirado tranquilidad, tolerancia y armonía y esa es precisamente la atmósfera que se respira en esta pequeña urbe.

Cuando te alejas un poco del centro de la ciudad, te sumerges dentro de un estilo de vida relajado y distendido rodeado por un entorno de paisajes frescos y frondosos, con espesas praderas donde pastan las típicas vacas lecheras o con coloridos campos donde florecen los pintorescos tulipanes bañados por las aguas que ya no mueven los viejos molinos de viento.

Otra de las “verdes” razones es que la bicicleta es el medio de transporte favorito de los holandeses. Se calcula que sólo en Amsterdam hay cerca de 600.000 bicicletas para una población de 750.000 habitantes, lo que la convierte indiscutiblemente en una ciudad ecológica y limpia que apuesta cada vez más por el cuidado del medioambiente.

Aunque por todos es sabido que en Amsterdam es legal fumar marihuana en cierto tipo de establecimientos, hay que decir que la ciudad de las bicicletas es también “verde” porque huele a marihuana. Sin duda, este es uno de los aspectos que sin querer más llaman la atención al principio, sobre todo cuando paseas por el centro de la ciudad, donde el olor a hierba se escapa de entre los innumerables coffeeshops que se concentran por sus calles. No obstante, Amsterdam es mucho más que humo y cerveza y ofrece un amplio abanico de actividades culturales y atractivos lugares que satisfacen todos los gustos, sea cual sea el tipo de turismo que se quiera hacer.

Imprescindibles

  1. Crucero por los canales

Apodada como “La Venecia del Norte”, Amsterdam bien merece este apelativo gracias a sus más de 100 kilómetros de canales y 1500 puentes que los cruzan. Por eso no te puedes ir sin antes recorrer en barca sus aguas y disfrutar de sus espléndidas vistas.

  1. Paseo en bicicleta

Si después de la barca te animas con la bici, otro de los paseos imprescindibles que deberías hacer es callejear por la ciudad montando en bicicleta. Te sentirás como un lugareño más yendo a todas partes por los más de 400 kilómetros de carril bici.

  1. Date un respiro en el Vondelpark

El Vondelpark es el parque más popular de Amsterdam y el más famoso de Holanda. Es ideal para relajarse y descansar o animarse con los conciertos y las obras de teatro que se representan durante los meses de verano.

No te pierdas…

  1. Plaza de los museos: Rijksmuseum, Van Gogh, Stedelijk
  2. Mercado de las flores
  3. Plaza Dam: Palacio Real, Monumento Dam, Madame Tussauds
  4. Molino de viento de Gooyer
  5. Barrio rojo

Visitas…

  1. Museo de la Ciencia NEMO
  2. Casa de Ana Frank
  3. Museo Marítimo
  4. Oude Kerk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *